El compositor y pianista británico Sir Richard Rodney Bennett, quien fue nominado tres veces al Oscar murió en Nueva York. Tenía 76 años.

La editorial de sus partituras Novello & Co. dijo en un comunicado el viernes que Bennett murió el 24 de diciembre tras una breve enfermedad.

Bennett fue nominado a los Oscar por la música original para "Far from the Madding Crowd" ("Lejos del mundanal ruido") en 1967, "Nicholas and Alexandra" ("Nicholas y Alexandra") en 1971 y "Murder on the Orient Express" ("Muerte en el Expreso de Oriente") en 1974.

Discípulo de Pierre Boulez en 1957 y 1958, la obra de Bennett pasó de la vanguardia a un estilo más tonal. Como pianista se presentó con la cantante Claire Martin y grabó música de George Gershwin, Jerome Kern y Harold Arlen.

La gran producción de Bennett incluía más de 200 obras clásicas, 50 piezas para películas y televisión, cinco óperas y diversos trabajos incluyendo piezas navideñas.

"Richard era el músico más completo de su generación. Era un compositor sumamente talentoso, un gran intérprete y artista en una gran cantidad de estilos y géneros", dijo Chris Butler, director de publicación de Music Sales Group en Londres.

"Era un amigo leal de la música, los músicos y la composición de música y lo recordaremos con gran respeto y afecto".

El compositor británico Daryl Runswick dijo que había gozado de la ayuda y el apoyo de Bennett.

"Era un hombre culto y cada aspecto de su creatividad estaba definido por la elegancia", escribió Runswick en el sitio de internet del diario The Guardian.

"Buscaba y logró un estilo refinado en su música y su vida, por eso fue a Nueva York, y era tan feliz ahí".

Bennett nació el 29 de marzo de 1936, en Broadstairs, cerca del canal de la Mancha, pero su familia se mudó al comenzar Segunda Guerra Mundial. Su madre, quien había estudiado con el compositor Gustav Holst y cantó en la primera presentación de "Los Planetas", fue una de las influencias musicales para su hijo.

"La gente me pregunta cuál fue la primera pieza de música que compuse. No hubo una primera pieza", dijo Bennett en una entrevista el año pasado con el diario The Guardian.

"Simplemente garabateé y de pronto un acorde en mi mayor estaba ahí. Ni siquiera decidí que quería ser compositor. Es como ser alto, es lo que soy, es lo que hice".

Se mudó a Nueva York en 1979. Stephen Sondheim y Leonard Bernstein lo apoyaron para que solicitara su residencia y su permiso de trabajo.

En la ciudad satisfizo su pasión por el jazz y acompañó a la cantante Claire Martin en sus presentaciones en el hotel Algonquin y fue reconocido por el New York Times como un "colaborador sensible y realmente íntimo".

Ayudó a Paul McCartney con su trabajo orquestal "Standing Stone" y hacía comentarios a las secciones que el ex Beatle le mandaba por fax.

"Le mandé una pensando que estaba bastante bien", dijo McCartney. "Unos minutos después recibí un fax con la palabra 'débil' escrita sobre ella".

"Le llamé inmediatamente y le dije: 'Richard eso es lo que escribía mi maestro en mis ensayos. Tu eres un artista sensible y si no te gusta algo ¿por favor puedes escribir: es un poco inferior?'"

Bennett le enseño a Elizabeth Taylor una canción infantil tradicional para la película "Secret Ceremony", para la cual también escribió la música. En 2005 el príncipe Carlos le pidió que escribiera "Reflection on a Scottish Folk Song" en honor a su madre, la reina Isabel II.

Bennett fue designado caballero en 1998. Los detalles de su funeral no fueron revelados.