Rafael Nadal no participará en el Abierto de Australia debido a una infección estomacal, informó el español el viernes en un comunicado, lo que retrasa aún más su regreso desde que se vio obligado a dejar las canchas temporalmente en junio.

"Mi rodilla está bastante mejor, y el proceso de recuperación ha ido según lo previsto por los médicos", indicó Nadal, de 26 años. "Pero este proceso vírico ha hecho que no pudiera entrenar esta última semana y en los próximos días y por tanto, muy a mi pesar no podré reaparecer en el momento que habíamos previsto".

El español también se perderá el precedente Abierto de Qatar. El Abierto de Australia, el primer torneo de Grand Slam del año, inicia el 14 de enero. El mismo virus impidió a Nadal regresar a la actividad esta semana en Abu Dhabi.

"Rafa Nadal sufrió la semana pasada un proceso vírico que provocó una gastroenteritis con fiebre alta durante 4 o 5 días. Debido a este proceso se le ha recomendado reposo deportivo durante una semana", explicó Angel Ruiz Cotorro, médico principal del equipo de Nadal.

Nadal ha estado inactivo siete meses por una tendinitis en la rodilla izquierda desde que perdió contra el número 100 del escalafón, Lukas Rosol, en la segunda ronda de Wimbledon.

La lesión impidió que Nadal defendiera su medalla de oro individual en los Juegos Olímpicos de Londres, donde se suponía iba a ser el abanderado de la delegación española en la ceremonia inaugural.

También se tuvo que retirar del Abierto de Estados Unidos y de la final de la Copa Davis contra República Checa, que sus compañeros en el equipo español perdieron sin su ayuda.

"Creo que tal y como dicen los médicos y mi equipo, lo más prudente es hacer las cosas bien y este virus ha hecho retrasar todos mis planes de reaparecer en estos días", agregó el mallorquín. "Mi reaparición tendrá que esperar hasta el torneo de Acapulco (México) si bien no descartaría la posibilidad de reaparecer en algún torneo antes".