Un grupo de defensores de animales le pagará al circo Ringling Bros. and Barnum & Bailey 9,3 millones de dólares como parte de un acuerdo legal tras una demanda surgida por las acusaciones de que el circo abusaba de sus elefantes.

Los propietarios del circo anunciaron el acuerdo con la Sociedad Estadounidense de Prevención de la Crueldad contra Animales el viernes. El grupo es uno de varios que demandaron en el 2000 a la propietaria del circo, Feld Entertainment Inc., afirmando que los elefantes eran abusados. En diversas cortes se descubrió después que los activistas por los derechos de los animales le habían pagado a un ex empleado de Ringling para que presentara la demanda y que el hombre no tenía derecho a demandar al circo.

Feld Entertainment, con sede en Vienna, Virginia, demandó a los grupos por los animales acusándolos de confabular para afectar su empresa y de otras actividades ilegales. El acuerdo del viernes incluye sólo a la Sociedad Estadounidense de Prevención de la Crueldad contra Animales.