Brasil anunció el viernes la postulación del diplomático Roberto Azevedo al cargo de director general de la Organización Mundial del Comercio (OMC) para el período 2013-2017.

La postulación de Azevedo, un diplomático de 55 años con amplia experiencia en el campo del comercio internacional y actual representante del país ante la OMC, fue dada a conocer en un comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores. Se trata del tercer latinoamericano a entrar en la disputa por la jefatura del organismo.

Según la nota de la cancillería, "el embajador Azevedo reúne importantes calificaciones para el ejercicio de la función de director general, con amplio conocimiento de la organización, sus mecanismos y potencialidades, estando directamente involucrado en temas económicos desde hace más de 20 años.

El diplomático brasileño entra así a la carrera por suceder al francés Pascal Lamy, quien llegó al máximo cargo del organismo rector del comercio mundial en 2005 y fue reelegido en 2009. El proceso de selección se realizará del 31 de marzo al 31 de mayo.

Disputará el cargo con la ministra de Comercio Exterior de Costa Rica, Anabel González, quien dirigió el departamento de agricultura del organismo, así como su colega de Nueva Zelanda, Tim Grosner, y el ex ministro de Comercio de Ghana, Alan Kyerematen. México también postuló al economista Herminio Blanco, quien negoció el Tratado de Libre Comercio para América del Norte por su país.

Ante ese escenario, Azevedo parece estar en desventaja por no tener el estatus ministerial de otros contendientes, aunque es una figura reconocida en el organismo por su dominio del tema del comercio internacional.

"La candidatura brasileña representa la importancia atribuida por el país al fortalecimiento de la OMC y busca contribuir para el progreso institucional de la organización y para el desarrollo económico y social mundial", señaló el comunicado de la cancillería.

Azevedo ha estado en la representación brasileña ante la OMC desde 1997 y en 2001 participó de la creación de la unidad de coordinación de disputas comerciales en la cancillería brasileña, que dirigió por cuatro años.

Del 2005 al 2006 fue jefe del departamento económico del Ministerio de Relaciones Exteriores, con participación en las negociaciones de la Ronda Doha para la liberalización del comercio mundial , y del 2006 al 2008 fue secretario general de asuntos económicos y tecnológicos del ministerio. En ese último año asumió la jefatura de la representación brasileña ante la OMC.