Un intensa tormenta que al golpear el centro de Estados Unidos frustró planes navideños y arrojó una nevada récord en Arkansas comenzó a asolar el noreste con fuertes vientos, nieve y aguanieve.

Al menos seis muertes han sido atribuidas al meteoro, que interrumpió el servicio eléctrico en miles de casas e inmuebles, principalmente en Arkansas.

El temporal provocó la cancelación o demora de cientos de vuelos, el atascamiento de decenas de vehículos en carreteras cubiertas de hielo y la emisión de alertas por ventisca en medio de ráfagas de nieve con una velocidad de 48 kilómetros por hora (30 millas por hora). En ocasiones la visibilidad era nula.

"La forma en que lo he estado describiendo es como una tormenta de nieve de baja escala, pero eso es como hablar de un pequeño tiranosaurio rex", dijo John Kwiatkowski, del Servicio Meteorológico Nacional en el estado de Indianápolis.

El sistema, que en la Navidad causó también tornados en el litoral del Golfo de México, avanzó por la parte superior del Valle del Ohio y se dirigió hacia el noreste del país el miércoles en la noche. Los vientos, la nieve y el aguanieve dejaron carreteras resbalosas en los estados de Massachusetts, Rhode Island y Connecticut, donde provocaron decenas de accidentes viales menores. Los meteorólogos pronosticaron para el jueves la caída de 30,5 a 45,7 centímetros (12 a 18 pulgadas) de nieve entre Nueva York y Maine.

El Servicio Meteorológico Nacional informó el jueves en la madrugada que había nevadas copiosas en Pensilvania, en la parte norte de Nueva York y algunos estados de la región de Nueva Inglaterra en el extremo nororiental de Estados Unidos. La nieve ha subido de cinco a 12 centímetros (dos a cinco pulgadas), de casi ocho a 15 centímetros (tres a seis pulgadas) en el sureste de Massachusetts, hasta 30 centímetros (un pie) en algunos condados de Pensilvania y de 25,5 a casi 28 centímetros (10 a 11 pulgadas) en ciertas partes del oeste de Nueva York.

La tormenta causó temperaturas gélidas. Los meteorólogos dijeron también que algunas zonas del sureste del país, de Virginia a Florida, tendrían severas tormentas eléctricas.

Por lo pronto, las escuelas están de descanso y numerosos trabajadores tienen las vacaciones de fin de año, lo que significa que mucha gente se ahorrará difíciles viajes a sus centros laborales y de estudio.

Se ha responsabilizado a la nieve de decenas de accidentes vehiculares en puntos tan distantes del oriente como Maryland. En casi dos decenas de condados en Indiana y Ohio, las autoridades establecieron alertas de viaje por la presencia de nieve e instaron a las personas a que solamente salgan a carretera si es necesario.

___

Los periodistas de The Associated Press Rick Callahan y Charles Wilson en Indianápolis; Kelly P. Kissel en Little Rock, Arkansas; Jim Van Anglen en Mobile, Alabana; Holly Ramer en Concord, Nueva Hampshire, y David Sharp en Portland, Maine, contribuyeron en la información.

___

Dan Sewell está en Twitter como: http://www.twitter.com/dansewell