El Manchester City, criticado por su propio técnico Roberto Mancini como un equipo muy "blando", necesita que sus atacantes estelares redescubran su capacidad de hacer daño frente al Norwich, el sábado, si es que los campeones vigentes de la Liga Premier inglesa no quieren rezagarse más respecto del Manchester United en la lucha por el título.

El City ha anotado apenas un gol, a través del mediocampista Gareth Barry, en dos actuaciones decepcionantes durante la temporada navideña, contra dos equipos que son candidatos al descenso.

Barry anotó en las postrimerías del encuentro para que el City superara 1-0 al Reading. Sin embargo, no hubo milagro el miércoles, cuando los Citizens cayeron 1-0 en la cancha del Sunderland y quedaron siete puntos abajo del United.

En un comentario crítico que se dirigió tácitamente hacia los argentinos Carlos Tevez y Sergio Agüero, Mancini dijo, "cuando tenemos oportunidades de gol, somos demasiado blandos en el ataque, demasiado blandos cuando disparamos".

El United recibe el sábado al West Bromwich Albion.