Un enorme sistema de tormentas que arrojó nieve y aguanieve en la sección media del territorio estadounidense y desató tornados en el sureste, comenzó a avanzar el miércoles hacia el noreste, lo que provoca afectaciones al transporte de pasajeros.

La cifra de fallecimientos atribuidos al meteoro aumentó a seis debido a accidentes viales en carreteras de Arkansas y Oklahoma.

Los viajeros afrontaban demoras de vuelos y los conductores alertas por el mal tiempo, un día después de que tornados inusitados de invierno causaran daños a inmuebles en Luisiana, Misisipí y Alabama.

La nieve caía la mañana del miércoles en el sur de Illinois y el sur de Indiana, mientras la tormenta avanzaba por el valle del río Ohio hacia la costa este y Nueva Inglaterra.

En Indiana, la nieve alcanzaba a media mañana al menos 15 centímetros (seis pulgadas) de acumulación en los alrededores de Evansville.

La policía estatal informó que decenas de vehículos quedaron varados en la subida de una carrera por una colina en el centro de Indiana, mientras que algunos caminos alrededor de Evansville estaban intransitables y soplaban ráfagas de viento de 48 kph (30 mph).

Un aviso de tormenta de nieve estaba vigente para la mayor parte de los dos tercios del sur del estado, en tanto que más de una decena de condados emitieron advertencias en las que se solicitaba a los residentes que sólo efectuaran recorridos esenciales en sus vehículos.

"La gente no debe viajar. Sólo debe ir a donde debe dirigirse y permanecer ahí", dijo Rachel Treviño, del Servicio Meteorológico Nacional en Paducah, Kentucky, y que abarca el suroeste de Indiana.

La tormenta cubrió de nieve Arkansas y dejó el miércoles sin electricidad a más de 189.000 usuarios, dijo la empresa Entergy Arkansas.

Varias tormentas severas azotarán a las Carolinas, según los pronósticos, mientras que se emitieron alertas por ventiscas y tormentas invernales para una zona que va desde Arkansas hasta Nueva York y Maine.

Se reportaron 34 tornados en Texas, Luisiana, Misisipí y Alabama el martes, de acuerdo con el Servicio Meteorológico Nacional.

Mobile fue la ciudad más grande afectada por diversos tornados. Acompañados de los fuertes vientos en línea recta, las tormentas derribaron árboles, arrancaron techos de viviendas y dejaron en la oscuridad partes donde se celebraba la Navidad. Lluvias torrenciales cayeron en la región e inundaciones afectaron de súbito diversos lugares.

Más de 900 vuelos en diversas partes de Estados Unidos se habían cancelado para el mediodía el miércoles, de acuerdo con el servicio de rastreo de vuelos FlightAware.com. La mayoría fue en aeropuertos que estuvieron o que estarán pronto en el camino de la tormenta.

Las personas que se dirigieron a otras partes para pasar la Navidad en la zona central, donde el frío es más intenso, enfrentaban condiciones de conducción peligrosas debido a la lluvia helada y ventiscas causadas por las mismas tormentas, que se desplazan velozmente.

En Arkansas, las autoridades del departamento de carreteras dijeron que el estado fue afortunado porque la nevada cayó el día de la Navidad, cuando muchos de los viajeros ya habían llegado a sus destinos

Síguenos en twitter.com/foxnewslatino
Agréganos en facebook.com/foxnewslatino