El delantero del Manchester United, Wayne Rooney, podría quedar fuera de acción hasta tres semanas debido a una lesión en la rodilla.

El entrenador Alex Ferguson dijo que el jugador se lastimó el martes cuando intentó conectar una volea al final del entrenamiento.

Rooney "tuvo un esguince en un ligamento posterior de la rodilla. Es una situación desafortunada; podría no ver acción durante dos o tres semanas", indicó Ferguson.

El seleccionado inglés no participó el miércoles en el partido en el que el United derrotó 4-3 al Newcastle.

Ferguson no precisó cuál de las rodillas se lastimó el jugador.