El ex presidente sudafricano Nelson Mandela — símbolo de la lucha contra el apartheid — fue dado de alta del hospital en el que se encontraba internado desde el 8 de diciembre, anunció la presidencia del país.

Mandela, de 94 años, sufrió una infección pulmonar, según el diagnóstico, y se le extirparon cálculos biliares.

En los últimos días, las autoridades habían dicho que Mandela mejoraba de salud, pero los médicos le extremaron la atención debido a su gran edad.

Mandela recibirá atención médica en su casa en Johannesburgo hasta que se recupere plenamente, dijo el portavoz presidencial Mac Maharaj.

Maharaj solicitó a todos los sectores en general que en esta ocasión sean respetuosos de la privacidad de Mandela.