Un vuelo de Air Bagan lleno de turistas por la Navidad aterrizó de emergencia el martes sobre un camino en el centro de Mianmar, lo que provocó la muerte de dos personas y que 11 quedaran heridas, informaron las autoridades.

Entre los lesionados hay cuatro extranjeros, reportó la televisión estatal. Los muertos son un pasajero de 11 años que se cree era ciudadano de Mianmar y un hombre que se desplazaba en motocicleta en el camino donde descendió el avión.

La aeronave transportaba 63 pasajeros, incluidos 51 extranjeros, y seis tripulantes desde la ciudad de Mandalay al aeropuerto de Heho en el estado Shan, la puerta al Lago Inle, un popular destino turístico, informó Air Bagan en un breve comunicado colocado en su página de Facebook.

La aerolínea, que describió el percance como un "aterrizaje de emergencia", informó que los turistas heridos son dos estadounidenses, un británico y un coreano.

Las autoridades dieron una versión distinta y más dramática: que el piloto confundió el camino con la pista de aterrizaje debido al mal clima.

"Cuando descendía, por error el avión aterrizó... a un costado de la pista debido a la neblina", reportó la televisión estatal. Indicó que la nave tocó tierra con dureza sobre el camino y luego se detuvo en un arrozal cercano.

"La parte trasera del avión se desprendió e incendió", señaló la televisora, fundamentada en un comunicado divulgado en la página en Facebook del viceministro de Información, Ye Htut. Los rescatistas controlaron el fuego unos 45 minutos después, afirmó.

La aeronave estaba llena de humo cuando pegó en tierra y horas después sus restos seguían humeando, dijeron testigos.

Los pasajeros heridos fueron trasladados a un hospital en la cercana ciudad de Taunggyi para que fuesen atendidos, dijeron funcionarios aeroportuarios en Heho.

Air Bagan es una de cinco compañías privadas que recorren rutas internas en Mianmar. Pertenece a la Htoo Trading Company, propiedad del magnate Tay Za.