Una infracción de tránsito en Houston acabó en un tiroteo fatal en la víspera de Navidad, cuando un hombre armado mató el lunes a un policía y a un transeúnte en un estacionamiento de un taller de hojalatería, dijo la Policía.

La confrontación siguió a una persecución que inició poco antes de las 9 am, cuando el sospechoso huyó acelerando su vehículo en lugar de detenerse como se lo solicitó un agente, afirmó John Cannon, vocero de la Policía. Mientras el sospechoso huía, golpeó el costado de un camión blanco, cuyo conductor también lo persiguió, agregó Cannon.

Al final, el sospechoso y el chofer del camión blanco llegaron a un taller cercano, donde el sargento Jimmie Norman, de la Policía de Bellaire, se aproximó al vehículo. Cannon dijo que al parecer hubo una discusión y el sospechoso sacó una pistola calibre 380 milímetros y le disparó a Norman.

"Lo triste es que el agente, quien está muerto, no tuvo la oportunidad de sacar su arma y defenderse. Así de rápido sucedió", afirmó el portavoz.

Un hombre salió entonces del taller y el sospechoso le disparó también, añadió Cannon.

Otros policías llegaron al lugar, donde encontraron a Norman sobre el suelo y al sospechoso junto a él, con un arma en la mano, indicó.

"Él les disparó de inmediato y esos dos agentes respondieron a los disparos", dijo Cannon.

El sospechoso resultó herido, pero huyó a pie, agregó el vocero. El hombre se escondió bajo un camión estacionado, pero los policías siguieron un rastro de sangre y lo arrestaron, afirmó.

"Este sospechoso asesinó a un policía y asesinó a un transeúnte inocente", subrayó Cannon.

Norman, de 53 años, trabajó para la Policía de Bellaire durante 23 años y fue el primero de sus agentes que muere en cumplimiento del deber, dijo Robert Beran, portavoz de la Policía de Bellaire.

"Estamos devastados por su pérdida. Estamos devastados por lo que ha hecho esto a su familia", dijo a reporteros durante una conferencia de prensa Byron Holloway, jefe de la Policía de Bellaire.

No se han revelado las identidades del transeúnte ni del sospechoso.