El presidente Juan Manuel Santos espera que en las próximas semanas los negociadores de su gobierno y los de las FARC anuncien desde La Habana los avances en la discusión de asuntos agrarios, el primer punto de la agenda de conversaciones que buscan ponerle fin al conflicto armado colombiano.

En una entrevista con la radio RCN, el primer mandatario recordó el lunes que las partes irán anunciado los avances de común acuerdo sobre los aspectos definidos en una agenda de seis puntos, entre ellos la reforma agraria, el narcotráfico, la compensación a las víctimas y la reinserción a la sociedad de los rebeldes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Santos aguarda que, tras el primer mes de conversaciones en Cuba, "en (las próximas) semanas, en un par de meses, se pueda entre las dos partes anunciar que se avanzó en el tema agrario".

Pero solicitó "esperar hasta el final (de los diálogos), porque cuando acordemos todos los puntos es que firmamos y ahí queda finiquitado el conflicto: fin del conflicto después de 50 años, que es lo que espero que podamos hacer" en 2013.

El presidente colombiano dijo que siente un "optimismo moderado" frente al desenlace del proceso de paz con las FARC al recordar los intentos fallidos de antaño, tres al menos.

"Hay que ser muy cautelosos. Hay que tener una suficiente dosis de escepticismo también por todo lo que ha sucedido hacia el pasado", señaló.

Apuntó que sigue creyendo que "no vamos a encontrar mejores condiciones que las que tenemos en este momento para lograr finalizar el conflicto. Y ahí estamos avanzando. Ojalá pudiéramos avanzar más rápido, pero estamos avanzando".

Las conversaciones a puertas cerradas comenzaron el 19 de noviembre en La Habana, que se convirtió en la sede permanente de los diálogos luego de que la mesa se instalara de manera oficial en Oslo en octubre.

Los diálogos entraron en receso desde el 21 de diciembre y se reanudarán el 14 de enero, para continuar con el debate del problema agrario.