El presidente boliviano Evo Morales hizo una visita relámpago a La Habana, donde su homólogo venezolano Hugo Chávez convalece tras una cirugía por cáncer.

Morales no hizo declaraciones a la prensa extranjera durante su visita del fin de semana. La prensa estatal cubana no confirmó que visitó a Chávez, pero dijo que llegó para expresar su apoyo al presidente venezolano.

El gobierno cubano había invitado a la prensa a cubrir la llegada de Morales el sábado y su partida el domingo, pero retiró la invitación sin dar explicación.

Fotos difundidas por medios cubanos mostraban al presidente Raúl Castro recibiendo a Morales en el aeropuerto de La Habana.

Los asesores de Morales dijeron el lunes que planeaba hacer un pronunciamiento sobre Chávez durante la jornada.

Chávez se sometió el 11 de diciembre a su cuarta cirugía relacionada con su cáncer desde el año pasado, dos meses después de reelegirse como presidente. Las autoridades venezolanas dicen que su condición es estable.