Una minivan que transportaba 15 niños al kínder cayó el lunes en un estanque ubicado a la orilla de un camino en una zona rural del este de China, por lo cual murieron 11 de los pequeños, informaron la prensa estatal y un funcionario.

Tres niños murieron en el sitio del accidente en la ciudad de Guixi, provincia de Jiangxi, y otros ocho murieron posteriormente en el hospital, dijo un funcionario de la oficina de propaganda del comité local del Partido Comunista. Cuatro niños sobrevivieron, agregó el funcionario, quien como muchos burócratas chinos sólo se identificó con su apellido: Jiang.

La policía detuvo al conductor para interrogarlo e investiga la causa del accidente, dijo la agencia de noticias Xinhua.