La actividad sísmica de un volcán en la frontera de Chile con Argentina ha disminuido, pero las autoridades chilenas mantienen alerta roja a manera de precaución.

La Oficina Nacional de Emergencia del Ministerio del Interior y Seguridad Pública de Chile (ONEMI) emitió el domingo la alerta máxima para la región de Biobio tras registrarse una alta actividad sísmica el sábado por la noche en el volcán Copahue, que arrojó una nube de ceniza a una altura cercana a 1,6 kilómetros (una milla). El volcán empezó a arrojar ceniza y gas el sábado.

El ministro de Minería chileno, Hernán de Solminihac, dijo que la actividad en el volcán descendió de nivel normal a bajo el lunes por la mañana y la columna de ceniza decreció aproximadamente a 200 metros (660 pies). Esa es una señal de que la presión en su interior ha mermado.

El volcán, de 2.967 metros de altura (9.833 pies) hizo erupción en 1991 se mantuvo muy activo en 2001.