Dos pescadores jamaiquinos que estuvieron tres semanas a la deriva regresaron a su país luego de ser rescatados por la Armada colombiana.

John Sobah, de 58 años, y Everton Gregory, de 54, habían zarpado el 20 de noviembre de la costa sur de Jamaica para lo que suponían sería un viaje de pesca de tres días, pero se descompuso el motor de su embarcación y quedaron varados en el mar bajo un intenso sol.

Ambos trabajan para la organización caritativa Food for the Poor (Alimentos para los Pobres) que tiene sus oficinas centrales en Florida. La organización dijo que los dos hombres estuvieron a la deriva durante más de 20 días en los que se desplazaron 800 kilómetros (500 millas) por el mar.

Para sobrevivir, ambos comieron el pescado crudo que habían capturado y bebieron el agua que resultó del hielo que habían llevado para mantener fresca su carga.

Un helicóptero colombiano detectó a Sobah y Gregory y una lancha los rescató días después.

La Armada colombiana los rescató del mar hace una semana y los transportó el sábado a Jamaica tras atenderlos de deshidratación, desnutrición e hipotermia severa.

Los pescadores, que llegaron el sábado a Jamaica, narraron su experiencia difícil en una entrevista telefónica con the Associated Press.

Ambos llevaban en su embarcación de ocho metros (28 pies) de eslora 14 cubos de hielo, 16 galones de agua y varios sacos de cereal, pan y fruta.

Dijeron que cuando se descompuso el motor, no pudieron utilizar el ancla debido a que la zona frente a Finger Bank, en Jamaica, es muy profunda y las corrientes se llevaron la embarcación.