Dominado por los Bulls y desconcertado por los jueces, Carmelo Anthony esperaba pasar los minutos finales de la derrota de los Knicks a solas en el vestuario.

Resulta que el éxodo forzado de los Knicks apenas comenzaba.

El entrenador Mike Woodson y el pivote Tyson Chandler también fueron expulsados ??el viernes de un partido con numerosas faltas, en el que Chicago venció a Nueva York por segunda vez en esta temporada, ahora por 110-106.

Chandler y su contraparte de los Bulls Joakim Noah tuvieron que dejar la cancha luego de un altercado en el último cuarto, poco después de que Woodson había sido expulsado por su segunda falta técnica. Al salir fue vitoreado con una fuerte ovación de los aficionados de los Knicks, que abuchearon a los jueces en gran parte de la segunda mitad.

"De hecho yo estaba aquí adentro, y entonces oí a la multitud gritando y vociferando; caminé al pasillo, y Woody venía para acá. Luego yo estaba en la ducha, volví al vestuario y Tyson estaba sentado justo a mi lado", recordó Anthony. "De manera que cuando vi eso, así es como iba la noche".

Luol Deng anotó 29 puntos y capturó 13 rebotes, sus mejores marcas de la temporada, a pesar de que abandonó brevemente el partido por una lesión en el hombro izquierdo. Marco Belinelli añadió 22 unidades para la cuarta victoria de Chicago en cinco partidos.

Anthony terminó con 29 puntos luego de encestar 10 de 25 intentos, e interrumpió su racha de cuatro partidos con al menos 30 puntos. Los Knicks perdieron por segunda vez en tres partidos como locales luego de ganar sus primeros 10.

Noah sumó 15 puntos, 12 rebotes y seis asistencias, con lo que superó abrumadoramente a Chandler, que embocó sólo una canasta y únicamente pudo anotar cinco puntos y conseguir ocho tableros.

El argentino Pablo Prigioni jugó poco más de 14 minutos por los Knicks, con cinco puntos, tres asistencias y dos rebotes.

Chandler insistió en que no riñó con Noah y que por tanto no debieron expulsarlos del partido, en el que hubo nueve faltas técnicas.

"Fue un partido feo en general y luego las cosas contribuyeron a partir de entonces (a empeorar)", dijo Chandler.

Kirk Hinrich encestó 16 puntos, capturó nueve rebotes y repartió ocho asistencias para los Bulls, que dominaban completamente a los Knicks hasta que permitieron 45 puntos, en gran medida insignificantes, en el último cuarto, luego de que Chicago había estado 25 puntos encima en el tercer período.

"Cuando obtienes una ventaja de 25 puntos como visitante contra un equipo como este, estás haciendo muchas cosas bien", dijo el entrenador de Chicago, Tom Thibodeau. "Estoy desilusionado con nuestro enfoque y disciplina en el último cuarto, comenzando con mi falta técnica en el cuarto período. Así que concedimos 45 puntos y eso no es bueno. Esa no es la forma en que queremos cerrar un juego".

Los Knicks nunca estuvieron realmente metidos en el partido en una noche inusualmente dispersa de Anthony, el segundo máximo anotador de la NBA.

Anthony cometió una segunda falta técnica, lo que provocó su expulsión automática, cuando quedaban 6:45 minutos luego de que lo sancionaron con una falta en un rebote ofensivo de Noah, momento en que al parecer le dijo algo al juez Olandis Poole.