El Tribunal Supremo de España falló que Roberto Heras debe ser declarado ganador de la Vuelta a España de 2005, tras confirmar la decisión de una corte de menor jerarquía que lo absolvió de un caso de dopaje que hizo que perdiera ese título.

Heras ganó la Vuelta en 2000, 2003 y 2004, antes de arrojar positivo a EPO en la penúltima etapa de la carrera de 2005.

El viernes, el máximo tribunal español rechazó la apelación de la federación local de ciclismo y de la fiscalía española, que se opusieron a una decisión del año pasado de absolver retroactivamente a Heras de una suspensión de dos años.

El vocero de la federación, Luis Román, le dijo a la AP que "la federación tiene que estudiar la decisión", pero reconoció que lo más probable es que Heras sea declarado campeón de la Vuelta de 2005.