Carmelo Anthony y los Knicks saben que no pueden desestimar completamente los rumores de una rivalidad con los Nets, especialmente si se toma en cuenta que Brooklyn está en Nueva York.

Pero en la tabla de posiciones, la distancia entre ambos sigue creciendo.

Anthony anotó 31 puntos en su regreso a la alineación tras un esguince y Nueva York venció el miércoles 100-86 a sus vecinos de Brooklyn en el tercer encuentro de la campaña entre los dos rivales.

Luego de dos partidos apretados en Brooklyn, los Knicks convirtieron el primer duelo entre ambos en el Madison Square Garden en una paliza al dominar la segunda mitad. Anthony, que se perdió dos partidos a causa del esguince en el tobillo izquierdo, se desplazó bien y estuvo certero, aunque su promedio de anotaciones esta campaña contra los Nets bajó a 37 puntos por partido.

"A fin de cuentas, estos son juegos importantes, juegos divisionales", dijo Anthony. "Ellos están al otro lado del puente, así que estos partidos definitivamente significan mucho".

J.R. Smith añadió 19 puntos y Tyson Chandler tuvo 16 unidades y 12 rebotes para los Knicks, que se recuperaron de su primera derrota en casa el lunes ante Jeremy Lin y los Rockets de Houston, por lo que mejoraron a 11-1 en el Garden.

Chandler anotó 12 puntos en la segunda mitad, con seis canastas en ocho tiros.

"Solamente quería sellar el triunfo", dijo Chandler. "El de esta noche fue un partido grande para nosotros, un partido en nuestra división, una oportunidad para ganar un juego de ventaja en la tabla, y tenemos que tener triunfos de ese tipo".

Joe Johnson anotó 17 puntos para los Nets, que han perdido tres encuentros seguidos y ocho de 10. Lo que alguna vez fue un duelo por la cima de la División del Atlántico luego del primer partido entre ambos equipos, ahora es una ventaja de seis juegos para los Knicks.

Deron Williams y Brook López anotaron 16 puntos cada uno para Brooklyn.