YPF, la principal petrolera argentina, y la estadounidense Chevron firmaron el miércoles un acuerdo para desarrollar petróleo no convencional en el yacimiento patagónico de Vaca Muerta, uno de los más importantes del mundo.

El presidente de YPF, Miguel Galuccio, y su par para América Latina y Africa de Chevron, Ali Moshiri, firmaron "un acuerdo de términos y condiciones" para poner en marcha "el primer piloto de desarrollo masivo de petróleo no convencional" en el yacimiento de Vaca Muerta, situado en la provincia de Neuquén. El área de 290 kilómetros cuadrados comprende las zonas de Loma La Lata Norte y Loma Campana.

El acuerdo se firmó en las oficinas centrales de Chevron en Houston y fue transmitido a periodistas en una teleconferencia que tuvo lugar en la sede de YPF en Buenos Aires.

En las dos áreas citadas se iniciará el año próximo el programa piloto del primer "cluster de shale" que incluirá la perforación de más de 100 pozos en doce meses. El plan piloto es el primer paso en el desarrollo en modo de factoría que prevé YPF para llevar adelante el crecimiento de producción previsto en su plan 2013-2017 que apunta a revertir el desbalance energético en Argentina, dijo la empresa en un comunicado.

El desarrollo del plan piloto demandará 1.000 millones de dólares en total entre ambas compañías, mientras que el desarrollo completo de esa zona supondrá una inversión superior a los 15.000 millones de dólares.

El acuerdo entre las dos compañías se produjo luego de que el 14 de septiembre ambos ejecutivos firmaron un Memorando de Entendimiento en Buenos Aires. En el documento suscripto el miércoles se estableció un periodo de cuatro meses para la firma de un acuerdo final.