El partido del próximo miércoles entre Arsenal y West Ham por la liga Premier fue pospuesto hasta enero debido a una huelga de los empleados del metro de Londres programada para ese día.

La decisión se tomó luego de conversaciones entre la policía, la liga Premier y las autoridades locales.

Arsenal dijo el miércoles que "la preocupación principal siempre fue la seguridad de los hinchas del Arsenal y de West Ham, los empleados del estadio y de todos los que iban a acudir al partido".

El partido en el estadio Emirates se jugará el 23 ó 26 de enero.