Mario Balotelli aceptó una multa de dos semanas de salario que le impuso Manchester City por su conducta inapropiada la temporada pasada, y retiró su apelación del castigo.

El delantero italiano tenía previsto encarar al City el miércoles en un tribunal de la liga Premier en Londres, tras ser multado 340.000 libras (550.000 dólares), o el equivalente a su salario de dos semanas.

Sin embargo, el City dijo en un comunicado que "después de conversaciones amigables entre las partes, como muestra de respeto a Roberto Mancini, los hinchas y el club, Mario Balotelli decidió aceptar la multa de dos semanas que se le impuso".

El City señaló que "Mario sigue disponible para ser convocado para los próximos partidos".

Balotelli se perdió 11 partidos la temporada pasada por suspensiones.