La justicia española concedió el martes la libertad condicional a un ex empleado del banco británico HSBC acusado en Suiza de revelar información confidencial de miles de clientes.

La Audiencia Nacional de Madrid aceptó la liberación de Herve Falciani tras un informe favorable de la fiscalía, que subrayó su cooperación con las autoridades europeas en investigaciones de blanqueo de capitales y financiamiento de terrorismo, entre otras.

Hasta que los tribunales resuelvan el proceso de extradición a Suiza, cuya última palabra está en manos del gobierno español, Falciani fue puesto en libertad bajo condición de entregar su pasaporte, permanecer en España y presentarse cada tres días ante el juez.

Falciani, con doble nacionalidad italo-francesa, se encontraba encarcelado en el país ibérico desde el pasado 1 de julio. Fue detenido en Barcelona a petición de Suiza, que le imputa delitos de revelación de secretos y vulneración del secreto bancario que podrían sumar penas de hasta siete años de prisión.

El ex empleado del HSBC apareció en las portadas de los diarios de todo el mundo en 2010 tras conocerse que presuntamente robó datos de decenas de miles de clientes de la entidad, los cuales estaban cometiendo graves delitos de fraude fiscal. Falciani pasó la información a las autoridades francesas, que a su vez la remitieron a algunos de los países afectados.