Miles de hinchas salieron el martes a las calles de Sao Paulo para recibir con una fiesta popular al club Corinthians después que conquistó el título del Mundial de Clubes en Japón.

El equipo, uno de los más populares de Brasil, regresó el martes por la madrugada y recorrió el centro de Sao Paulo en un autobús. También fue recibido por el alcalde Gilberto Kassab.

Miles de hinchas vestidos con los colores blanco y negro del equipo ondeaban banderas y bailaban en las calles para festejar el título que Corinthians conquistó el domingo al vencer 1-0 a Chelsea en la final.

"No tiene precio sentir la emoción de todos estos hinchas", comentó el zaguero Fabio Santos a Globo TV.