El veterano de la Marina Jon Hammar, quien se encuentra cautivo en una de las prisiones de peor fama de México, aparece encadenado a una cama en una nueva foto que recibió la familia desde una cuenta de correo electrónico anónima mexicana.

"Tiene la mirada perdida" dijo Olivia Hammar, emocionada, a Fox News Latino.  "No parece él.  Siento que tengo la presión arterial por las nubes".

La fotografía muestra una primera imagen de Hammar desde que las autoridades mexicanas lo detuvieron el 15 de agosto y esta fue enviada de manera anónima desde una cuenta de Yahoo.mx.

"Encontré su dirección de correo electrónico por internet y quise enviarle esta foto", decía el mensaje en español.  "No le digo mi nombre porque me gusta mi trabajo y no quiero perderlo. Juan está bien pero espero que lo dejen salir pronto".

Los padres de Hammar, Olivia y Jon, solo han visitado la prisión una vez pero, a diferencia de las llamadas telefónicas que han recibido a mitad de la noche de prisioneros tratando de obtener dinero de ellos, Olivia cree que esto proviene de "alguien que está tratando de ayudar".

"En la prisión, él está justo al lado de las oficinas administrativas", dijo Olivia.  "Todos los presos, el personal y las visitas pasan por ahí. Así que cualquiera puede haber tomado la foto".

Es difícil darse cuenta de quién envió la foto porque la prisión estatal de Matamoros en la que se encuentra Hammar, conocida como CEDES, tiene una política de visitas bastante abierta. Se permite a los visitantes reunirse en privado con los reclusos e incluso llevarles comida y regalos.

Hammar y su compañero de la marina, Ian Mcdonough, se encontraban rumbo a Costa Rica para hacer surf y acampar en una casa rodante cuando fueron arrestados en la frontera acusados del delito federal de poseer un arma reservada para el uso militar en México.

Hammar y su familia dicen que el arma es una escopeta antigua que había pertenecido a su bisabuelo.

Síguenos en twitter.com/foxnewslatino
Agréganos en facebook.com/foxnewslatino