Los motivos de la matanza del viernes en una escuela primaria de Newtown, en Connecticut que dejó un total de 28 muertos, entre ellos 20 niños y el propio autor de los hechos, se sabrán hasta que la Policía complete su investigación, lo que no ocurrirá "muy rápidamente".

"Para que podamos decir algo del motivo necesitamos terminar la investigación para tener la imagen completa, para saber cómo y por qué ocurrió, y esto no puede salir muy rápido", dijo hoy el teniente Paul Vance, de la policía estatal de Connecticut, en la primera conferencia de este domingo para informar sobre la investigación.

Vance añadió que todavía hay un "número inmenso" de testigos por interrogar y falta una buena parte del trabajo forense, por lo que todavía habrá que esperar para conocer qué pudo llevar a Adam Lanza, de 20 años de edad, a cometer una de las peores masacres en un colegio de la historia de Estados Unidos.

"Confío en que podremos responder cada una de las preguntas dentro de lo humanamente posible, vamos a hablar con todos y cada uno de los testigos", aseguró el teniente, quien confirmó que las autoridades ya han hablado con la única persona que quedó herida en el tiroteo, la subdirectora del colegio, aunque no dio más detalles.

La gran mayoría de los niños víctimas de la matanza de la escuela Sandy Hook tenía seis años (16 de un total de veinte), según la lista de víctimas del tiroteo divulgada hoy por las autoridades.

Lanza usó un rifle semiautomático Bushmaster 223 y dos pistolas semiautomáticas, una Glock y una Sig Sauer, para cometer la matanza. Las tres armas estaban registradas a nombre de su madre, Nancy, que fue asesinada por su hijo en su propia casa antes de dirigirse a la escuela para perpetrar la masacre

Vance recordó que los "corazones de la gente están rotos", por lo que la policía está siendo "comprensiva" con los testigos a los que ha estado interrogando para tratar de reconstruir el tiroteo del viernes, sobre el que apenas ofreció algunos detalles debido a que la investigación sigue abierta.

Reiteró que Lanza "forzó" su entrada al colegio, donde disparó tanto en el pasillo como en dos de las clases en las que se encontraban los pequeños y en su camino acabó con la vida del personal con el que se encontró, entre ellas la directora del centro, la psicóloga y tres maestras.

Por otro lado, dijo que la información hallada en las redes sociales constituye una "creciente preocupación" para las autoridades, puesto que han encontrado perfiles de personas que se hacen pasar por el autor de los hechos, lo cual supone "un delito que será investigado".

Síguenos en twitter.com/foxnewslatino
Agréganos en facebook.com/foxnewslatino