Dos lobos marinos, bautizados por sus rescatistas como "Alex" y "Camilo", fueron liberados en la bahía de Lima el jueves, tras un mes de cuidados de sus enfermedades, producto de los golpes propinados por pescadores.

"Alex" padecía una gastritis hemorrágica severa, y "Camilo" tenía neumonía. Se trata de dos ejemplares jóvenes de la especie lobo marino sudamericano, u "Otaria flavescens", que fueron devueltos al mar por activistas de la organización no gubernamental peruana ORCA, que ha cumplido 12 años de labores rescatando y rehabilitando a estos mamíferos marinos.

"La problemática con los pescadores es muy difícil, a los lobos marinos los matan, los agreden... consideran que el lobo marino es su enemigo y una competencia... El aumento de la población humana con respecto a la población de lobos marinos ha llevado a que haya menos recursos pesqueros, y los lobos marinos se ven más expuestos a la agresión humana", dijo Carlos Yaipén, presidente y Director de Ciencias de ORCA, antes de zarpar en una embarcación desde donde fueron liberados los lobos cerca a las islas Palomino.

Según el activista, ORCA encuentra un lobo marino herido o enfermo cada día en las costas de Lima, y entre 30 y 50 cada mes, y dice que en los últimos cinco años han registrado más de 3.000 lobos marinos varados en la costa peruana.

Esta ONG tiene un centro de rehabilitación de mamíferos marinos al sur de Lima en el balneario de San Bartolo.