Roger Federer dijo que no jugará tan a menudo en los próximos años y espera competir en la olimpiada de 2016 en Río de Janeiro.

El tenista suizo de 31 años comentó que este año fue especialmente difícil porque disputó la Copa Davis y los Juegos Olímpicos de Londres. Indicó que estar en ambos torneos fue "muy sacrificado".

Federer señaló que necesita "cuidar mi itinerario, mi cuerpo, mi mente" para poder seguir jugando a un alto nivel por unos cuantos años más y "ojalá jugar en la olimpiada" en Río.

El campeón de 17 torneos de Grand Slam está en Sao Paulo para participar de una serie de partidos de exhibición.