El ex futbolista brasileño Romario, actualmente diputado, recogió firmas en el Congreso para formar una comisión que investigue denuncias de corrupción en la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF), informó el jueves el propio legislador.

Romario publicó en su página de internet (www.romario.org ) que en menos de 24 horas logró recabar 188 firmas de sus pares para registrar la noche del miércoles el pedido de formación de una comisión investigativa sobre la CBF, un blanco frecuente de críticas del ex atacante del Barcelona y de la selección brasileña.

"Nosotros aquí en la Cámara (de Diputados) no estamos admitiendo más ese tipo de burlas al pueblo", escribió Romario sobre las denuncias de corrupción en el organismo rector del fútbol brasileño, que coordina la organización del Mundial de 2014.

La comisión investigaría las recientes denuncias de que la CBF ha sido utilizada para beneficiar a sus dirigentes y personas allegadas a ellos, así como supuestas irregularidades en contratos de patrocinio para la selección de fútbol.

El documento elaborado por Romario para pedir que se establezca la comisión cita "prácticas nebulosas e indebidas" como un supuesto fraude en el proceso electoral de la CBF para favorecer a su actual presidente, José Maria Marin, quien sucedió a Ricardo Teixeira, denunciado por corrupción en la justicia de Suiza.

Destacó además que las denuncias contra miembros de la CBF no pueden ser relegadas en momentos que Brasil se prepara para ser sede del próximo Mundial, en el cual la selección local aspira a alcanzar su sexto título.

"Se puede asegurar que la selección impulsa, junto con los símbolos nacionales (bandera e himno nacional), la mayor manifestación del sentimiento patriótico del pueblo brasileño. Ese sentimiento no puede ser frustrado a causa del uso indebido de una entidad de administración", escribió Romario para justificar la investigación.

The Associated Press llamó a la oficina de prensa de la CBF para consultar sobre el pedido de Romario pero no tuvo respuesta inicialmente.

Para formar una comisión investigativa se requiere la adhesión de al menos un tercio de los 513 diputados, por lo que las 188 firmas recogidas por el ex atacante superan el mínimo necesario, de 171 firmas

Sin embargo, la oficina de prensa del diputado admitió que podría demorar algunos meses para que la comisión entre a funcionar. Las reglas del Congreso permiten que funcionen cinco comisiones investigadoras a la vez y actualmente hay tres en marcha con otras nueve en fila para ser aprobadas.

La expectativa de Romario es que pueda comenzar a operar en algún momento del próximo año.