Miles de personas acuden el miércoles a darle el último adiós al ex arquero colombiano Miguel Calero en una misa abierta al público en el estadio Hidalgo de Pachuca.

Calero, quien tuvo una exitosa carrera con la selección de su país y con el Pachuca de la primera división mexicana, murió el mediodía del martes a los 41 años.

El colombiano, naturalizado mexicano, tenía muerte cerebral desde el lunes.