Los ministros de Interior de los 16 estados federados alemanes se pronunciaron hoy a favor de solicitar al Tribunal Constitucional (TC) la prohibición del Partido Nacional Demócrata Alemán (NPD), considerado como neonazi.

Así lo informó hoy el titular de la cartera del estado federado de Mecklemburgo-Antepomerania, Lorenz Caffier, un día antes de que los jefes de los Gobiernos regionales aborden el tema en Berlín.

No obstante, los estados federados de Hesse y Sarre, al igual que el Gobierno central, advirtieron que ven muchos riesgos en la apertura de un nuevo proceso de prohibición.

El ministro federal del Interior, Hans-Peter Friedrich, advirtió de los riesgos aunque señaló que el material que se ha recabado sobre la agrupación permite ser optimista acerca de que se podrá demostrar que el NPD actúa en contra de la constitución alemana y que no se ha distanciado suficientemente del uso de la violencia.

Un primer intento para lograr la prohibición del NPD fracasó en 2003 debido a que el TC encontró que en altas esferas de la agrupación había muchos informantes de los organismos de seguridad.

En Alemania, sólo el TC puede prohibir un partido político, si encuentra que este atenta contra los fundamentos del orden constitucional alemán y pretende destruirlo.

La solicitud puede hacerla el Bundestag, cámara baja del parlamento, el Bundesrat, cámara alta donde están representados los gobiernos regionales, o el Gobierno federal. Estos tres órganos pueden presentar también conjuntamente una solicitud de prohibición.