El director general de la Organización Mundial del Comercio (OMC), Pascal Lamy, afirmó hoy que "parece haberse producido una ralentización en la imposición de nuevas medidas restrictivas al comercio" en el último año.

En la presentación de su informe anual ante el Órgano de Revisión de Política Comercial (ORPC) de la OMC, Lamy señaló que entre octubre de 2011 y octubre de 2012 se impusieron 308 nuevas medidas restrictivas, que afectaron a un 1,3 % de las importaciones mundiales de mercancías, frente a las 339 del año anterior.

El 51 % de las nuevas medidas tuvieron que ver con elementos relacionados con políticas de facilitación del comercio, que representan en torno al 3,2 % de las importaciones mundiales.

"Los Gobiernos han seguido resistiendo las presiones domésticas para erigir barreras comerciales, aunque algunos de ellos han establecido restricciones", dijo Lamy sin citar casos concretos.

No obstante, el director general de la OMC advirtió de que las nuevas restricciones se añaden "a las establecidas desde el estallido de la crisis global (en 2007), muchas de las cuales siguen vigentes, y a las que han existido desde hace mucho tiempo".

"Todos los gobiernos deben redoblar sus esfuerzos para hacer frente con prontitud a esta situación y para avanzar hacia una apertura comercial como la manera de contrarrestar la ralentización global del crecimiento económico", declaró Lamy ante el ORPC.

El director general de la OMC subrayó que "este no es el momento de sucumbir a las presiones" generadas por la crisis económica para que los gobiernos impongan barreras comerciales, porque "las medidas que buscan cerrarse hacia dentro sólo agravarán el problema global".

En terreno positivo, indicó que en el último año se aplicaron 162 nuevas medidas para facilitar el comercio, tres cuartas partes de las cuales estuvieron destinadas a disminuir o eliminar totalmente los aranceles que se imponen a las importaciones.

El informe aportado por Lamy recoge un incremento generalizado de las medidas antidumping, por lo general tarifas que gravan las importaciones de un producto cuyo precio de exportación es inferior a su "valor normal" en el mercado interno del país exportador.

"Parece que la tendencia a la baja en las medidas antidumping, que comenzó en 2009, podría revertirse en 2012", dijo Lamy.

En cuanto a las medidas de compensación y salvaguarda, destinadas a contrarrestar el aumento de las importaciones de determinados productos cuando puedan dañar la producción nacional del país importador, el director general de la OMC aseguró que "no ha habido cambios significativos en las tendencias".

El informe del director general recoge asimismo un incremento de las notificaciones de medidas fitosanitarias y de barreras técnicas al comercio, y una clara indicación de que el respaldo de los gobiernos a las políticas de subsidio de las agriculturas nacionales "han mantenido la tendencia al alza de la última década".

En el ámbito regional, Lamy destacó que la actividad en torno a los acuerdos regionales de comercio sigue siendo "sólida", con 22 nuevos acuerdos en el último año, hasta un total de 231 en vigor.

En este contexto, llamó la atención sobre los indicios de que "las fricciones comerciales parecen aumentar en un momento de continuas dificultades económicas", lo que se refleja en el aumento de casos presentados ante el mecanismo de solución de disputas.

La OMC revisó a la baja en septiembre su previsión del mes de abril sobre el crecimiento del comercio mundial para el año 2012 del 3,7 al 2,5 % y para el año 2013 del 5,6 al 4,5 %.