Kobe Bryant anotó 29 puntos para convertirse en el quinto jugador que alcanza las 30.000 unidades en la historia de la NBA y los Lakers de Los Angeles rompieron una racha de dos reveses al derrotar el miércoles por 103-87 a los Hornets de Nueva Orleáns.

Antes del encuentro, Bryant sólo necesitaba conseguir 13 puntos para lograr la marca y la alcanzó con un disparo de salto a corta distancia a finales de la primera mitad y tal vez fue la menos espectacular de sus canastas, que incluyeron sus habituales volcadas voladoras, canastas triples y con giro en mala posición.

Dwight Howard aportó 18 puntos y tapó cinco lanzamientos para la causa de los Lakers, que iban abajo 48-47 al medio tiempo, pero el equipo se apoderó del control con una ofensiva en la que logró 13 unidades contra cero de sus rivales al inicio del tercer periodo. Los Angeles habían logrado ventaja de 20 puntos en el último cuarto.

Ryan Anderson anotó 31 unidades, acertó cinco de ocho lanzamientos triples para los Hornets, que jugaron su noveno partido consecutivo sin su máxima elección, Anthony Davis. El venezolano Greivis Vázquez consiguió 16 unidades, mientras que Robin López consiguió 15 y taponó cinco lanzamientos.

Antawn Jamison logró 15 tantos y Metta World Peace, 11, en tanto que Chris Duhon tuvo 10 asistencias para Los Angeles.

Los Lakers, que han jugado sin Steve Nash y el español Pau Gasol, consiguieron apenas su segunda victoria de visitantes en la campaña. Los Hornets acumulan foja de 3-7 de locales y sufrieron su 10mo descalabro en 12 partidos.

Por los Hornets, el venezolano Vásquez jugó 36:54 minutos, en los que además de anotar 16 puntos, dio nueve asistencias y capturó cinco rebotes. Acertó siete de 19 lanzamientos de campo, incluida una canasta triple, y uno de dos tiros libres.