La Unión Europea (UE) y Estados Unidos presentaron hoy la primera alianza contra el abuso sexual de niños en internet en la que participan 48 países y con la que esperan luchar de forma más eficiente contra este delito transfronterizo.

Japón, Australia y Tailandia forman parte de la coalición, que pretende aunar esfuerzos en la identificación de los criminales y dar apoyo y protección a las víctimas, tanto los niños como sus familias.

La comisaria europea de Interior, Cecilia Malmström, y el fiscal general de Estados Unidos, Eric Holder, hicieron hincapié en que la dimensión del problema hace imposible combatirlo de manera aislada.

Por ello, pidieron nuevas adhesiones a la iniciativa, incluida la de Rusia, país donde están alojadas más de 10.000 webs de contenido pedófilo.

En una declaración conjunta, representantes de 48 países se comprometen a cooperar en las investigaciones contra la pedofilia en internet y la identificación de los criminales.

También se comprometieron a reducir la "doble victimización" de los niños, dado que borrar el rastro del material de la red resulta a menudo muy difícil para las autoridades.

La declaración pide a los firmantes, igualmente, aumentar la concienciación entre los menores sobre los riesgos de internet, pues en muchos casos las fotografías las suben a la red los propios niños bajo engaños de su interlocutor.

La comisaria europea de Interior subrayó que la "cooperación internacional es esencial para investigar los casos de abusos, llevar ante la justicia a los responsables e identificar a los menores".

Por su parte, el fiscal general de Estados Unidos señaló que la creación de la alianza es un primer paso a nivel global, aunque precisó que "queda mucho por hacer" para combatir el problema.

Asimismo, insistió en que ningún país puede afrontar solo ese "enorme desafío" y únicamente trabajando de manera conjunta se podrá avanzar en ello.

Holder mostró su confianza en que la alianza sirva para concienciar a un creciente número de países sobre la importancia del problema, para avanzar en procedimientos comunes de investigación y para intercambiar datos que conduzcan a la localización de los responsables.

"Esta iniciativa internacional reforzará nuestros recursos mutuos para poner a más autores a disposición de la justicia, identificar a más víctimas de abusos sexuales a menores y garantizar que reciban nuestra ayuda y apoyo", afirmó Holder.

Los participantes en la iniciativa se comprometieron a revisar regularmente la aplicación de sus compromisos para seguir avanzando en la lucha contra la pedofilia en internet.

Malmström recordó que el plan de crear una alianza global contra los abusos a menores en la red empezó a debatirse hace un año y valoró positivamente que en doce meses se haya logrado hacer realidad esa idea.

La comisaria europea recordó que en la red hay más de un millón de imágenes de menores sometidos a abusos sexuales y explotación y que cada año se añaden 50.000 más.

En el ámbito comunitario, la UE dio luz verde a mediados de año a una nueva normativa que endurece las penas de forma armonizada en todas las legislaciones de la Unión Europea relativas a la pornografía infantil.

Según los datos de la Comisión Europea, entre el 10 y el 20 por ciento de los menores europeos ha sufrido algún tipo de abuso sexual y, cada año, cientos de miles de personas son introducidas en la Unión Europea por mafias para trabajos forzados como la prostitución.