La ministra de Fomento, Ana Pastor, visitó hoy las obras de ampliación del Canal de Panamá y de la primera línea del Metro de la capital, dos de las construcciones más emblemáticas de este país a cargo de empresas españolas.

La ministra se mostró impresionada por la magnitud de las obras, especialmente la construcción de las nuevas esclusas del Canal de Panamá, que duplicará la capacidad de tránsito de barcos, y agradeció a las autoridades panameñas su confianza en las empresas y profesionales españoles para acometer estos proyectos.

"Estamos ante una de las infraestructuras más importantes del mundo, no solamente porque posiblemente es la obra de ingeniería civil más compleja y más avanzada, sino también porque va a generar riqueza en su entorno y competitividad a la economía" global, declaró a Efe.

Pastor, quien posteriormente se reunió con el presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, destacó que este país está contando "con España para las grandes obras de transformación" que lleva a cabo y agradeció al Gobierno esta confianza depositada en las empresas, técnicos y profesionales españoles.

El presidente de Sacyr, Manuel Manrique, cuya empresa lidera el consorcio encargado de la construcción de las nuevas esclusas, las obras de mayor magnitud del proyecto de ampliación del Canal, explicó a la ministra la marcha de los trabajos.

En el proyecto, explicó Manrique, se usarán 4.500.000 metros cúbicos de hormigón, lo que equivale a dos pirámides de Keops, una en cada lado del Canal, de los cuales se está vertiendo el equivalente a nueve edificios de 20 pisos al mes en cada lado.

En cuanto a acero, se utilizarán 192.000 toneladas, algo así como 19 torres Eifel, de las que ya se han colocado 53.706 toneladas, es decir, un 28 por ciento del total, agregó.

Según la empresa, el avance de ejecución de la obra se encuentra cercano al 30 por ciento en cuanto a vertido de hormigón y colocación de acero, así como del 72 por ciento en lo referente a movimiento de tierras y 38 por ciento de dragado.

Manrique declaró a Efe que esperan recuperar el leve retraso que lleva la obra para poder entregarla en el tiempo estipulado, una vez que ha mejorado el ritmo de trabajo con la finalización de la temporada de lluvias.

En cuanto a las obras de la primera línea del Metro, valoradas en 1.500 millones de dólares y a cargo de un consorcio liderado por Fomento de Construcciones y Contratas (FCC), la ministra dijo que se trata de un proyecto que "va a vertebrar mucho mejor la ciudad" y va a constituir "un antes y un después" para la capital.

"Es una obra magnífica, vemos que está muy avanzada, los técnicos nos dicen que más del 60 por ciento de la obra está hecha", dijo Pastor, quien recibió las explicaciones de rigor durante el recorrido por parte del director ejecutivo del Metro, Roberto Roy, quien también es ministro del Canal.

En este proyecto también participan otras empresas españolas como la firma de ingeniería Ayesa, Metro de Barcelona o Ferrocarriles de Andalucía, junto a la constructora brasileña Odebrecht.

En referencia a las más de 250 empresas españolas establecidas en Panamá, Ana Pastor dijo que "agradecemos al Gobierno por ese acogimiento, esperamos seguir contando con este apoyo y vamos a seguir trabajando como lo hemos hecho hasta ahora, con lealtad".

El presidente de Sacyr, cuya empresa acaba de conseguir un nuevo contrato para construir un puerto en el Caribe panameño, aseguró que siguen compitiendo por lograr más encargos en este país, aprovechando la modernización de infraestructuras que lleva a cabo.

Pastor destacó la importancia que para Panamá y para España tendrá un encuentro sobre logística que se proyecta para 2013 en este país, con motivo de la celebración del Cumbre Iberoamericana.

"Especialmente Panamá, pero también España, tenemos una posición geoestratégica clave para el paso de las mercancías de todo el mundo, por eso las sinergias entre los dos países y entre nuestros puertos va a ser uno de los elementos que trataremos" en esa reunión, afirmó la ministra de Fomento.

Pastor tiene previsto mantener hoy una reunión con empresarios españoles con inversiones en Panamá y participar el jueves en el Primer Foro Panamá-Unión Europea.