La aportación de la minería a gran escala en la economía de Colombia creció en los últimos años pero no al ritmo que permitiría tener grandes perspectivas a futuro para este sector, según un informe presentado hoy por una asociación de empresas privadas.

La directora ejecutiva de la Asociación del Sector de Minería a Gran Escala (SMGE), Claudia Jiménez, explicó en un encuentro con periodistas que mientras la contribución de la actividad minera al Producto Interno Bruto (PIB) era del 1,8 % en 2000, en 2011 creció hasta el 2,3 %.

Y en el primer semestre de 2012 esta participación fue del 2,4 %, lo que plantea "un panorama para finales de este año, y para el año entrante, (que) es mucho menos alentador de lo que pudo haber sido en los dos últimos años".

"Al analizar las perspectivas de producción, los precios, las exportaciones y el empleo, se corrobora, según indicadores de carácter internacional (...) que clasifican a los países que son destinos de inversión minera, que Colombia ha venido perdiendo puestos especialmente en el último año", dijo.

La directora de la SMGE, que representa a doce compañías de producción y exportación de metales y minerales de Colombia, agregó que si bien la minería a gran escala "viene mejorando desde 2007" y llegó a ubicar al país como el tercero entre los destinos de inversión, hoy se han bajado dos escalones hasta el quinto.

"En el último año perdimos dos posiciones como país destino de inversión, frente a las 12 jurisdicciones de América Latina. Primero están Chile, México, Perú, Brasil y Colombia", aclaró.

"Y si nos comparamos con los ocho países más con los que Colombia suele competir por la inversión minera, que son Canadá, Chile, Australia, Sudáfrica, Perú, Brasil, Argentina e Indonesia, estamos en la cola del pelotón, somos el segundo país menos interesante para la inversión minera", enfatizó la funcionaria.

Según dijo, el país menos atractivo es Indonesia.

La pérdida de posiciones en el ámbito internacional tiene que ver, de acuerdo a Jiménez, con temas de carácter institucional, minería ilegal, incertidumbre en la política minera, desconcierto ante la reclamación de tierras para víctimas del despojo, seguridad, inconsistencias y administración, entre otros.

Sin embargo, Jiménez aclaró que aunque Colombia no vive un boom minero, "lo que tenemos es una gran expectativa de crecimiento para la explotación minera".

La minería es uno de los sectores de actividad económica identificados como "locomotoras" del desarrollo por el Gobierno del presidente colombiano, Juan Manuel Santos, y dentro de este plan la proyección de la contribución del sector al PIB sería del 3,6 % en 2020, dijo la directora del SMGE.

En cuanto a exportaciones, entre enero y septiembre de 2012, la minería representó el 23,8 % de los 44.697 millones de dólares que exportó el país en el mismo periodo.