La Justicia argentina citó a declaración indagatoria a cuatro exdirectivos de la filial local de la automotriz Ford en el marco de una causa por presuntas detenciones ilegales de operaros cometidos durante la última dictadura (1976-1983), informaron hoy fuentes judiciales.

La decisión fue adoptada por la jueza Alicia Vence, titular del Juzgado Federal en lo Criminal y Correccional 2 de la localidad bonaerense de San Martín, según informó el Centro de Información Judicial.

La citación a declaración indagatoria alcanza a Nicolás Enrique Courard, expresidente de Ford Argentina; Pedro Müller, exgerente general; Guillermo Galarraga, exgerente de Relaciones Laborales, y Héctor Francisco Jesús Sibilla, exjefe de seguridad.

Los cuatro exdirectivos deberán presentarse ante la jueza en febrero próximo.

Vence investiga las detenciones ilegales de 24 obreros de la fábrica de Ford en la localidad bonaerense de Pacheco ocurridas entre el 24 de marzo y el 20 de agosto de 1976.

La magistrada realizó una inspección a la planta automotriz en mayo pasado junto a diez extrabajadores, entre ellos delegados sindicales, que denunciaron haber sido secuestrados en este lugar durante el régimen militar.

En 2006, Pedro Troiani, uno de los exdelegados sindicales secuestrados, presentó una querella contra exdirectivos de la filial local de Ford, a los que acusó presuntamente de ejecutar un plan para deshacerse de forma violenta de la actividad sindical en complicidad con fuerzas represivas.