El presidente de El Salvador, Mauricio Funes, destacó hoy como un "proceso inédito" en América Latina la reducción de la criminalidad en este país centroamericano, como consecuencia de la "tregua" entre pandillas y el trabajo arduo de seguridad.

La reducción de la criminalidad de 14 homicidios diarios a cinco "es un proceso inédito en El Salvador y en toda la región (latinoamericana) azotada por el accionar del crimen organizado", dijo Funes durante un acto oficial.

"En toda América Latina la violencia y la criminalidad siguen en ascenso, por el contrario, en El Salvador (...), vivimos un proceso inverso de caída de los índices de criminalidad", añadió en su discurso, brindado en la graduación de 65 oficiales de la Fuerza Armada, en San Salvador.

Este país centroamericano se encuentra ante "una oportunidad única", ya que de "registrar 14 homicidios diarios hasta hace apenas 8 meses" ha pasado "a un promedio de cinco homicidios por día, detalló Funes, al tiempo que indicó que "esto significa que en lo que va del año El Salvador ha visto 1.600 muertes violentas menos que el mismo período del año anterior".

Otros delitos, como las desapariciones, las extorsiones, los robos y hurtos, "también han experimentado sensibles bajas", agregó sin dar mas detalles.

Estos resultados positivos en el combate de la criminalidad se deben a la "tregua entre pandillas rivales, facilitada por las autoridades de seguridad publica", indicó Funes.

Desde marzo pasado la MS y su principal rival, pandilla 18, han iniciado una "tregua" en este país centroamericano para disminuir los asesinatos entre sí.

Funes destacó que la reducción criminal se debe también "a la incesante labor" de las autoridades de seguridad y al cambio en la manera de gobernar.

Con estos resultados el Estado salvadoreño está cumpliendo con el compromiso adquirido con Estados Unidos de "disminuir gradualmente los índices de violencia y criminalidad para mejorar el clima de inversiones", precisó.

"Como país asumimos ante el Gobierno del amigo presidente Barack Obama (ese compromiso), en ocasión de firmar el Asocio para el Crecimiento", expresó.

El Asocio para el Crecimiento, firmado con Estados Unidos el pasado 5 de noviembre, pretende impulsar el desarrollo económico de este país centroamericano a partir del combate de la baja productividad y de la inseguridad, esta última agravada, principalmente, por la violencia de pandillas.