El vicepresidente de El Salvador, Salvador Sánchez, culminó hoy con una entrevista con su par uruguayo, Danilo Astori, la agenda oficial de su viaje al país suramericano, que se centró fundamentalmente en fomentar la cooperación en temas científicos y tecnológicos.

Según explicó Sánchez a la salida de su reunión con Astori en la sede del Parlamento Uruguay, la visita que comenzó el lunes sirvió para "reestablecer los lazos de amistad y solidaridad que unen al pueblo de El Salvador con el del Uruguay".

El mandatario señaló que durante los "dos días intensos" de su visita, fundamentalmente se han compartido "temas que tienen que ver con la innovación, ciencia y tecnología".

En este sentido, destacó la reunión que mantuvo con el ministro de Educación uruguayo, Ricardo Ehrlich con la "lógica de darle continuidad a la asesoría y cooperación en cuanto a la introducción de las nuevas tecnologías en el sistema educativo".

Además, tanto en el encuentro de hoy con Danilo Astori como en el que mantuvo el lunes con el presidente uruguayo José Mujica, Sánchez trató "todos los acuerdos de cooperación en marcha" y se fue con la idea de "comprometer voluntades de seguir en ellos".

"Estos temas son fundamentalmente asesoría en educación, ciencia y tecnología, en agricultura, en temas medioambientales, además de generar una posible agenda de nuevos intercambios, como tratar la inversión y la forma de atraerla a nuestros países, el intercambio comercial y la necesidad de intercambiar sobre experiencias en cuanto al manejo de la provisión social", dijo.

Sánchez consideró "exitosa" su visita y se mostró satisfecho por haber encontrado "hermanos solidarios" en un pueblo como el uruguayo que "está avanzando y alcanzó niveles de desarrollo reconocidos a nivel mundial".

El vicepresidente destacó además que tanto Uruguay como El Salvador forman parte de una región latinoamericana "que vive un nuevo proceso que tiene que ver con la importancia de la inversión social, dignificar sectores anteriormente excluidos, y una nueva integración latinoamericana y caribeña".

Así, de su viaje a Montevideo Sánchez apuntó que se lleva "parte de una visión de como desarrollar el futuro" de su país.

"No puedo copiar ningún modelo, cada país tiene el suyo y sus realidades, pero sí hay principios que pueden ayudar a construir una Latinoamérica más solidaria y más justa, con un futuro más estable en esta situación de crisis que se vive en el mundo", culminó.