El ministro británico de Economía, George Osborne, anuncia hoy nuevos recortes presupuestarios en el Parlamento durante la llamada "Declaración de otoño", que precisará las prioridades del Gobierno de David Cameron en 2013.

En su declaración en la Cámara de los Comunes, prevista para las 12.30 GMT, el ministro dará a conocer nuevos recortes presupuestarios de alrededor del 3 %.

Entre otras cosas, Osborne pedirá a la mayoría de los ministerios que reduzcan en un 1 % en 2013-14 y en un 2 % en 2014-15 sus gastos de administración, con excepción de los de Salud, Hacienda y Cooperación Internacional, que quedarán blindados, han adelantado fuentes oficiales.

El objetivo del Gobierno que preside el primer ministro conservador David Cameron es, según las fuentes, invertir el dinero ahorrado, calculado en unos 5.000 millones de libras (6.100 millones de euros), en proyectos de educación, ciencia y transporte.

Se espera que Osborne aplace hasta al menos 2016 el umbral para lograr el objetivo de empezar a reducir la deuda.

El Reino Unido tiene uno de los déficit más altos de Europa, que se calcula en un 8,2 % del producto interno bruto, con una deuda neta de más de 1,06 billones de libras (1,3 billones de euros), equivalente al 67,9 % del PIB.

Osborne también dará a conocer las previsiones de crecimiento de la economía británica elaboradas por la Oficina de responsabilidad presupuestaria (OBR), auspiciada por el Ejecutivo de Cameron para supervisar las finanzas públicas.

La "Declaración de otoño" es un discurso que pronuncia cada año en esta época el canciller del Exchequer (o ministro de Economía) para dar una idea de sus prioridades económicas en el ejercicio que se avecina.