El fondo de rescate permanente de la eurozona, MEDE, emitió hoy deuda por valor de 39.468 millones de euros para financiar el rescate a los cuatro bancos españoles nacionalizados y la inyección al llamado "banco malo".

En concreto, el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) emitió dos series de letras y tres de títulos con un tipo de interés variable con vencimientos de entre dos meses y tres años, informó la institución, que transferirá "en los próximos días" los títulos al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

Las letras no han sido financiadas a través del mercado y el FROB utilizará 36.986 millones de euros para recapitalizar los cuatro bancos nacionalizados: Bankia, Novagalicia y CatalunyaCaixa y Banco de Valencia, y los restantes 2.500 millones para capitalizar la Sociedad de gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb), conocido como el "banco malo".

La primera serie emitida son letras a dos meses para financiar la participación del FROB en la Sareb; la segunda son letras a 10 meses por 6.468 millones de euros; la tercera letras a 18 meses por 6.500 millones; la cuarta letras a dos años a un tipo de interés variable por 12.000 millones y la última letras a tres años, igualmente a un tipo de interés variable y por la misma cantidad.

Estos últimos tramos de deuda emitida por el MEDE irán destinados a Bankia, que necesita capital por 17.960 millones, Novagalicia (5.425 millones), CatalunyaCaixa (9.080 millones) y Banco de Valencia (4.500 millones).

Las letras no han sido financiadas en el mercado, indica la institución con sede en Luxemburgo.

El director gerente del MEDE, el alemán Klaus Regling, afirmó que se trata "de la primera asistencia financiera que provee el fondo europeo de rescate. Es un evento importante, ya que el mecanismo ha comenzado ahora a cumplir activamente su papel como instrumento de rescate permanente para la eurozona".