El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) aprobó hoy un crédito por 200 millones de dólares para cofinanciar la construcción del metro de Quito, informó hoy el Ministerio ecuatoriano de Finanzas.

Este crédito se une a otros préstamos ya aprobados por el Banco de Desarrollo de América Latina y el Banco Europeo de Inversiones, de 250 millones cada uno, que completan la cartera de crédito prevista para la construcción de la obra, declarada de prioridad nacional por el Gobierno de Ecuador.

El directorio de BID, con sede en Washington, aprobó hoy la línea de crédito que será destinada a la obra civil, sobre todo a la construcción del túnel y las estaciones de embarque, precisa un comunicado del Ministerio de Finanzas.

Este préstamo ha sido otorgado a 25 años de plazo, con un período de gracia de 13 y una tasa de interés del 1,22 por ciento.

El metro de Quito es el proyecto más grande en la capital ecuatoriana y el tercero más importante del país, en términos de montos de inversión, luego del complejo petroquímico Refinería del Pacífico y de la planta hidroeléctrica Coca Codo Sinclair.

El eje subterráneo de transporte de pasajeros busca solucionar el grave problema del tráfico y de la contaminación derivada en esta capital de 2,4 millones de habitantes.

El coste total de la obra asciende a 1.499 millones de dólares, de los cuales el Gobierno ecuatoriano aportará la mitad (749,5 millones de dólares) y el resto se cubrirá con aportes del Ayuntamiento y los créditos de las instituciones financieras internacionales.

El Municipio de Quito informó hoy que se espera que el metro baje los costes de operación del servicio de transporte municipal en 68 millones de dólares y reduzca la emisión de gases de efecto invernadero en unas 25 millones de toneladas por año.

"La primera línea del metro de Quito será una manera rápida y eficiente de transportar a cerca de 400.000 personas a sus destinos todos los días, a lo largo de los 23 kilómetros de la línea", dijo Rafael Acevedo-Dunas, jefe del equipo del proyecto del BID.

El metro "va a conectarse con otros centros de transporte público para reducir el tiempo de viaje y la congestión, dando lugar a un aumento significativo en la calidad de vida de sus ciudadanos", añadió Acevedo-Dunas en declaraciones difundidas por la unidad de comunicación del Ayuntamiento.

El Municipio explicó que en los últimos ocho años se ha duplicado el número de automóviles en la ciudad, hasta llegar en la actualidad a 405.300 vehículos, con un crecimiento promedio anual de entre el 10 y el 16 por ciento.

Ello supone una media de 200 automóviles por cada mil habitantes y representa una de las mayores fuentes de contaminación de la ciudad.

La alcaldía capitalina espera que para el año 2016, cuando concluya la obra, el metro transporte a unos 360.000 pasajeros por día.