Dirigentes del Centro Internacional Simón Wiesenthal pidieron hoy al Gobierno argentino que reclame "una inmediata disculpa" al presidente ecuatoriano, Rafael Correa, por su "desprecio hacia las víctimas del terrorismo patrocinado por Irán".

El centro, que tiene su sede para Latinoamérica en la capital argentina, reaccionó así a unas declaraciones que Correa hizo este martes en Argentina en las que definió a Irán como "una de las pocas democracias" en Oriente Medio y al hablar de un atentado anti-judío en Buenos Aires pidió no olvidar los bombardeos de la OTAN en Libia.

La respuesta del presidente ecuatoriano al ser preguntado en una entrevista del canal C5N por el atentado perpetrado en 1994 contra la sede mutualista judía AMIA de Buenos Aires, en el que murieron 85 personas, ya generó quejas este mismo martes de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA).

El brazo político de la colectividad judía en el país, una de las más importantes del mundo fuera de Israel, manifestó "estupor y profundo rechazo" a las palabras de Correa, que se reunió ayer con la presidenta Cristina Fernández y recibió un premio universitario por sus esfuerzos por la "comunicación popular".

Según un comunicado divulgado hoy por del Centro que lleva el nombre del fallecido Simón Wiesenthal, que después de la segunda guerra mundial se dedicó a buscar a criminales de guerra nazis por todo el mundo, las palabras de Correa fueron "un insulto a los familiares de las víctimas y a todos los argentinos".

"El desprecio de Correa hacia las víctimas del terrorismo patrocinado por Irán habla por sí solo. Al adoptar un discurso anti-imperialista demagógico, ha justificado una masacre ocurrida en Buenos Aires" declaró el director de Relaciones Internacionales del Centro, Shimon Samuels.

En la entrevista con C5N, de Buenos Aires, Correa dijo conocer el atentado contra la AMIA, que definió como "muy doloroso para la historia argentina", pero apuntó también que "hay que ver cuántos murieron en los bombardeos de la OTAN a Libia".

El mandatario ecuatoriano afirmó que Irán es "una de las pocas democracias formales" en Oriente Medio y consideró que en las críticas hacia ese país hay una "terrible doble moral" y una "manipulación" por los "intereses y particulares visiones de ciertos países hegemónicos".

"El gobierno argentino debe reclamar una inmediata disculpa pública de Correa, debido a sus comentarios ofensivos", señaló el director del Centro Wiesenthal para América Latina, Sergio Widder.

El atentado a la AMIA aun no ha sido esclarecido, pero la justicia argentina emitió en 2006 órdenes de captura contra ocho iraníes, entre ellos el expresidente Ali Akbar Rafsanjani, y un libanés por su presuntos vínculos con ese acto terrorista.

La semana pasada funcionarios de Argentina e Irán se reunieron en Zurich (Suiza) en el marco de las negociaciones abiertas con el objetivo de buscar un mecanismo legal para esclarecer el atentado que no esté en contradicción con los sistemas legales de los dos países.