En su primera aparición pública en semanas, el estadounidense John McAfee, fundador de la empresa de informática que lleva su nombre, dijo el martes que piensa solicitar asilo político en Guatemala porque teme la persecución en Belice.

McAfee salió furtivamente de Belice, donde la policía quiere interrogarlo acerca del asesinato en noviembre de su compatriota Gregory Faull.

"Soy un perseguido político, el gobierno de ese país es corrupto y ha intentado extorsionarme de muchas formas", dijo McAfee a la Associated Press en un restaurante donde se disponía a almorzar con su abogado Telésforo Guerra.

El creador del antivirus McAfee se hospedó el lunes por la noche en una habitación del lujoso hotel Quinta Real, al noroeste de la capital guatemalteca.

El empresario, que durante semanas ha narrado su vida de prófugo en correos electrónicos, blogs y llamadas a periodistas, dijo que "ahora ya puedo hablar libremente y abiertamente y hablar sobre sobre el proceso que me siguen".

Belice tiene un largo historial de corrupción, aseguró: "Yo he sido interrogado por ellos, no se me ha hecho ningún cargo, me han llamado para que declare. Sin embargo, hace seis meses ellos registraron mi propiedad con 42 soldados armados, mataron a mis perros, destruyeron mi propiedad y me arrestaron sin cargos, básicamente porque yo no he donado al partido político en el poder".

La policía beliceña ha negado que persigue a McAfee, y sostiene que investiga un delito acerca del cual el empresario informático podría tener información. El primer ministro Dean Barrow ha expresado dudas sobre la estabilidad mental de McAfee: "No quiero hablar mal del caballero, pero creo que es extremadamente paranoide, incluso que está chiflado".

Con respecto a la muerte de Faull, McAfee dijo que el gobierno de Belice constantemente lo acusa de delitos o faltas y que no tiene nada que ver en esa muerte.

"Yo soy absolutamente inocente", aseguró.

La familia Faull ha dicho a través de un vocero que el asesinato de su pariente en Cayo Ambergris ha pasado a segundo plano en medio del interés mediático generado por McAfee, quien manipula a la prensa por medio de llamadas telefónicas, mensajes y blogs sobre su vida de prófugo.

McAfee vendió sus acciones de la empresa que lleva su nombre a principios de los 90 y se radicó en Belice hace tres años para reducir sus impuestos.

En 2009 dijo al New York Times que debido a la crisis financiera, le quedaban apenas 4 millones de dólares de los 100 millones que llegó a acumular. Se ha dedicado al yoga, la aviación con artefactos livianos y la fabricación de hierbas medicinales.