Paraguay comenzó hoy con un acto presidido por el jefe de Estado, Federico Franco, una nueva etapa de trabajos de prospección de petróleo en el departamento de Boquerón, en la región del Chaco.

Franco tiene previsto, además, realizar una visita privada el miércoles a la ciudad estadounidense de Miami para conversar con los representantes de una de las empresas encargadas de las prospecciones, informó la agencia pública IP Paraguay, que no dio mayores detalles sobre ese viaje.

El gobernante participó junto al ministro de Obras Públicas, Enrique Salyn Buzarquis, y el viceministro de Minas y Energía, Hugo Cacace, de la "palada" inicial de los trabajos para explorar el suelo chaqueño en la colonia Neuland, en Boquerón, a 450 kilómetros al noroeste de Asunción.

"El Chaco es la clave para el desarrollo nacional", expresó el gobernante en su discurso, durante el que valoró las nuevas obras y consideró que "este 4 de diciembre inicia un camino sin retorno" para el desarrollo del país.

También asistió al acto el presidente de la empresa President Energy Paraguay, Richard González, quien explicó que en una primera etapa se realizarán prospecciones sísmicas para determinar los sitios en los que serán excavados, probablemente a finales de 2013, seis pozos que requerirán de una inversión de 92 millones de dólares.

Precisó, además, que el terreno que será evaluado tiene una extensión de unas 800.000 hectáreas.

El día 26 pasado, Franco indicó que "en la cuenca del Pirity (Chaco) se ha encontrado petróleo" y habló sobre la posibilidad de que Paraguay se sume a los países productores de ese producto, mientras que Cacace aclaró un día después que necesitan avanzar en la exploración para comprobar si la producción será rentable.

El Chaco es una vasta región semidesértica y poco poblada que ocupa la mitad norte de Paraguay, que libró por ella una guerra contra la vecina Bolivia en la década de los años 30 del siglo pasado.

Sobre esa contienda, Franco refirió hoy que la misma tuvo como trasfondo la obtención de territorio del Chaco paraguayo debido a la existencia de petróleo en la región, según IP.

Paraguay busca desde hace años petróleo en esa región, ya que tiene una total dependencia de las importaciones tanto de derivados de ese hidrocarburo como de gas y todos los combustibles que utiliza proceden de Brasil, Argentina y Venezuela.