La ministra española de Fomento, Ana Pastor, comienza este miércoles una visita a Panamá para impulsar la colaboración de su país en proyectos de infraestructuras como las obras del Metro o la ampliación del Canal, en los que participan empresas de España.

Además de visitar esas obras, la ministra se reunirá con el presidente panameño, Ricardo Martinelli, a quien destacará la vasta experiencia de las empresas de su país para solventar las necesidades que plantea el pujante desarrollo de Panamá, informaron fuentes españolas.

Las autoridades panameñas ya estudian el trazado de la segunda línea del Metro, cuando aún falta más de un año para que se concluya la primera, proyectada para febrero de 2014, lo que abre oportunidades para la participación de empresas españolas.

La construcción de la primera línea del Metro de Panamá, una obra valorada en 1.500 millones de dólares, está a cargo de un consorcio integrado por la firma española Fomento de Construcciones y Contratas (FCC) junto a la brasileña Odebrecht.

También participan otras empresas españolas como la firma de ingeniería Ayesa, Metro de Barcelona y Ferrocarriles de Andalucía, que obtuvieron un contrato para supervisar la marcha de las obras.

En cuanto a la ampliación del Canal, un proyecto que comenzó en 2007 y que globalmente requiere una inversión de 5.250 millones de dólares, tiene a otra empresa española como protagonista del principal contrato, la construcción de las nuevas esclusas.

La constructora española Sacyr Vallehermoso, junto a la italiana Impregilo, encabezan el consorcio internacional Grupo Unidos por el Canal (GUPC), a cargo del cual están las obras que la ministra Pastor visitará mañana en la entrada del Canal por el Pacífico.

En su visita de dos días, Pastor resaltará la importancia de la internacionalización para las empresas españolas y ofrecerá su potencial para responder a los retos y necesidades que plantea la modernización de Panamá, según las fuentes.

El programa panameño de inversión en obra pública incluye también la construcción de carreteras, puentes, hospitales, aeropuertos, redes eléctricas y estacionamientos subterráneos, entre otras.

Las inversiones españolas en Panamá ya ascienden a unos 3.000 millones de dólares y el número de compañías de España que operan en este país han aumentado los últimos años a más de 250, con la presencia cada vez mayor de pequeñas y medianas empresas.

La ministra de Fomento también participará el jueves en el Primer Foro Panamá-Unión Europea, en el que se llevará a cabo un análisis de los aspectos claves del ámbito económico, político, social, financiero, educativo, cultural y tecnológico, a través de la relaciones entre ambas partes, según los organizadores.

El foro es organizado por la Fundación Euroamérica, presidida por la excomisaria de Relaciones Exteriores de la Unión Europea Benita Ferrero-Waldner, que también participará en él.