La producción industrial brasileña creció un 2,3 por ciento en octubre con respecto al mismo mes del año pasado, con lo que interrumpió trece meses consecutivos de caídas, informó hoy el Gobierno.

La producción de las fábricas brasileñas en octubre también mejoró en comparación con septiembre, con un crecimiento del 0,9 por ciento, según los datos divulgados por el estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas (IBGE).

Pese a la recuperación de octubre, la producción industrial brasileña acumuló una retracción del 2,9 por ciento en los diez primeros meses del año con respecto al mismo período de 2011.

La Confederación Nacional de la Industria (CNI), en un estudio divulgado el lunes, proyectó para el sector una retracción del 0,6 por ciento este año con respecto a 2011, lo que, según la patronal, sólo permitirá que la economía brasileña crezca un 0,9 por ciento en 2012.

La industria es el sector de Brasil más afectado por la crisis económica internacional, que redujo la demanda de productos industrializados en el exterior y dificulta el crédito para los fabricantes.

Según el IBGE, de los 27 sectores industriales analizados, 21 registraron crecimiento de producción en octubre frente al mismo mes de 2011.

Los sectores que más impulsaron esa reacción fueron los de equipos de transporte, cuya producción creció un 16,2 por ciento, máquinas y equipos (5,2 por ciento), equipos de instrumentación médica (29,8 por ciento) y alimentos industrializados (2,6 por ciento).

Por productos, los que más aumentaron la producción fueron los de aviones, aparatos de aire acondicionado, refrigeradores, congeladores, fogones y máquinas de lavar.

Entre los seis sectores cuya producción se redujo destacaron los de máquinas para oficina e informática (-19,7 por ciento) y edición, impresión y reproducción de grabaciones (-6,0 por ciento).

Según el IBGE, la industria fue el sector que más frenó el crecimiento de la economía brasileña en el tercer trimestre, en el que la expansión fue de solo el 0,9 por ciento frente al mismo periodo del año pasado.

En ese periodo la industria se contrajo el 0,9 por ciento, el sector agropecuario creció un 3,6 por ciento y el de servicios un 1,4 por ciento.