La CIDH pidió hoy una investigación "exhaustiva" de la muerte del periodista Guillermo Quiroz, fallecido el 27 de noviembre a raíz de los fuertes golpes que recibió cuando se dirigía a cubrir una protesta contra la multinacional Pacific Rubiales en el noroeste de Colombia.

En un comunicado, la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) expresó su "preocupación" por la muerte de Quiroz, de 31 años y que trabajaba para diversos medios radiales, impresos y de televisión en el departamento colombiano de Sucre.

La Relatoría Especial "urge a las autoridades competentes a esclarecer las causas de la muerte de Guillermo Quiroz, identificar y sancionar a los responsables y asegurar la debida reparación a sus familiares", según el comunicado.

Además, solicita a las autoridades colombianas que realicen "una investigación diligente, oportuna y exhaustiva" sobre la muerte de Quiroz, quien "había recibido amenazas vinculadas con su labor periodística".

El pasado 20 de noviembre Quiroz se disponía a cubrir una protesta contra Pacific Rubiales en San Pedro (Sucre) cuando fue abordado por varios policías que le pidieron los documentos de la moto que conducía, según Francisco Barrios, director de Notisabanas, televisión para la que colaboraba.

Al ver que algunos documentos no estaban en regla, los agentes inmovilizaron la moto y el periodista subió a un vehículo policial. Horas después apareció con fuertes golpes en su cabeza, brazos y espalda, y falleció siete días más tarde.

"Me subieron en un carro y un policía me golpeó y me tiró mientras el carro iba (en movimiento), me golpearon toda la cara", dijo Quiroz cuando se encontraba en estado grave en una clínica.

La versión de la policía es que Quiroz agredió a uno de los agentes y se lanzó del vehículo en marcha, lo que le provocó graves heridas que después causaron su muerte.

La Policía de Colombia destituyó de forma provisional a tres agentes por la muerte del periodista.