El presidente francés, François Hollande, inauguró hoy el museo Louvre-Lens, segunda sede de la institución de la capital francesa al norte de Francia que se abrirá al público el próximo 12 de diciembre.

El proyecto, que se asignó a los arquitectos japoneses Ryue Nishizawa y Kazuyo Sejima de la agencia Sanaa, está emplazado junto a una antigua mina en Lens, en la región de Pas-De-Calais (norte de Francia) y une al vasto paisaje la arquitectura moderna.

El museo se sitúa en lo alto de una pequeña colina y cuenta con un espacio de 20 hectáreas, por lo que los arquitectos "han optado por una estructura baja, de fácil acceso", según aseguraron los responsables del parque-museo.

Se trata de un conjunto de cinco rectángulos de vidrio y metal de distintos tamaños dispuestos a lo largo de la colina y un gran cuadrado curvado que permite que sus ángulos toquen con el rectángulo más cercano, creando una ilusión óptica parecida a la que se percibe en el museo del Louvre de la capital.

La obra está rematada por fachadas de aluminio pulido donde se refleja el parque y un techo de vidrio, que permite dotar de luz natural a las obras expuestas, así como ver el cielo desde el edificio.

En una superficie total de 28.000 metros cuadrados, cada rectángulo responde a una necesidad concreta, como la entrada, un auditorio o las exposiciones temporales.

La Gran Galería, ala matriz del museo, ocupa más de 120 metros de largo al este de la entrada y dispone de una superficie de 3.000 metros cuadrados, en los que se expondrán las piezas.

Respecto a las obras, el museo Louvre-Lens no dispondrá de colecciones propias.

Así, por un periodo de cinco años, la Galería del Tiempo hará una presentación cronológica con las obras maestras del Louvre de París organizada en tres periodos: 70 obras para la Antigüedad, 45 para la Edad Media y 90 para la época moderna, pasando por Egipto y Oriente.

Además, autores como Perugino, Rafael, el Greco, Botticelli, Rubens o Goya serán exhibidos en Louvre-Lens, donde se podrá también admirar cuadros como "La Libertad guiando al pueblo", del pintor francés Eugène Delacroix.