El Gobierno de Francia prestará a Ecuador 97 millones de euros (127 millones de dólares al cambio de hoy) para la construcción de un tranvía en la ciudad de Cuenca, según un convenio firmado hoy en Quito.

El crédito financiará un contrato que debe ser adjudicado a empresas francesas, de acuerdo con las condiciones del convenio, explicó el alcalde de Cuenca, Paúl Granda, tras la suscripción del llamado Protocolo de Financiación.

Lo firmaron la ministra de Comercio Exterior de Francia, Nicole Bricq, y el ministro de Finanzas de Ecuador, Patricio Rivera.

Bricq describió el proyecto como un símbolo "de la modernización de las infraestructuras públicas y de la mejora de los centros urbanos".

El préstamo es a 15 años, con 5,5 años de gracia, explicó Rivera, quien informó de que Ecuador no tendrá que pagar ningún interés por él.

El proyecto costará en total 232 millones de dólares y será financiado además de por el crédito francés por una aportación del Estado ecuatoriano, dijo Granda.

"Nuestra intención es que cerremos las negociaciones comerciales en no más de unos 30 días", tras lo cual se firmarían los contratos con las empresas, de forma que la obra comience en febrero, o a más tardar en marzo, indicó el alcalde.

El tranvía, que se prevé que esté listo a principios de 2015, tendrá una longitud de 10,8 kilómetros, pero dado que parte de él será un circuito el recorrido total será de unos 20 kilómetros, dijo Granda.

Lo usarán entre 110.000 y 120.000 personas al día, dijo el alcalde de Cuenca, una ciudad situada en los Andes a unos 430 kilómetros al sur de Quito con unos 330.000 habitantes en 2000, según los últimos datos disponibles en la página de internet de la Alcaldía.

Un consorcio francés compuesto por las empresas Alstom, Cim Tso e Ineo es el único que ha expresado interés en la primera parte del proyecto, que será financiada con el crédito galo, dijo Granda.

Guillaume Bidan, director regional de Alstom, afirmó que el grupo presentará su oferta de acuerdo con las especificaciones establecidas por el municipio "dentro de algunas semanas".

El consorcio quiere encargarse de la parte electromecánica del proyecto, para la que Granda dijo que se aplicará la tecnología francesa APS, que permitirá al tranvía moverse sin cables.

La obra civil, que se financiará con los fondos aportados por el Estado ecuatoriano, será adjudicada a empresas públicas extranjeras, a las que el municipio de Cuenca invitará a participar, explicó el alcalde.

Bricq indicó que las empresas de su país también están interesadas en la licitación del metro de Quito, que tendrá un costo de 1.400 millones de dólares y está previsto que entre en funcionamiento en 2016.

La empresa española Acciona resultó adjudicataria del primer contrato de ese proyecto, para la construcción de dos estaciones por un importe de 50,6 millones de euros (64,7 millones de dólares).

La ministra francesa inició hoy una visita de dos días a Ecuador, acompañada de una delegación de empresarios de su país.

Se reunió con el vicepresidente, Lenin Moreno, con Rivera y con el viceministro de Comercio Exterior, Francisco Rivadeneira, según informó la embajada en un comunicado.